Categorías
Uncategorized

Rescata

No continúes con la indiferencia hacia los animales en estado de abandono. Si tienes la oportunidad de rescatar un perro y adoptarlo haciendolo parte de tu familia te estará eternamente agradecido, y si no puedes conservarlo puedes recibirlo transitoriamente en tu casa como un hogar temporal, le estarás salvando la vida y podrás conseguirle una familia responsable y amorosa.

Infórmate sobre las jornadas de adopción de mascotas que se realizan en tu ciudad, difunde las fotos en las redes sociales y muy importante escribirnos para ayudarte a publicar a tu rescatado, esperamos encontrar hogares para muchos perritos en toda Venezuela. Queremos brindar nuestro apoyo a todos los proteccionistas y amantes de los animales, en nuestras manos esta tener el mundo que queremos, no es solo un sueño, puede ser una realidad.

A continuación, mencionamos algunos consejos  de cómo atrapar a los perritos y los cuidados que se deben tener al momento de ingresarlos a casa, no son únicos ni siempre pueden ser usados, cada perrito es diferente y se deberá idear la mejor manera de lograr captar su atención y confianza.

  1. Al detectar a un perrito en la calle, nunca      intentes llegarle de sorpresa, siempre agáchate a su altura, guarda una      distancia de seguridad al inicio y trata de llamarlo por medio de silbidos      o hablándole con un tono de voz suave y bajo.
  2. Si el perrito accede a acercarse a tí,      acarícialo siempre ofreciéndole primero tu mano para que la huela, nunca      le hagas cariños poniendo tu mano sobre su cabeza, siempre intenta acariciarlo      al principio de abajo para arriba, recuerda que la mayoría de esos      perritos han sufrido vejaciones y golpes, los  que por lo regular vienen con la mano      abierta y de arriba hacia abajo.
  3. No hagas movimientos bruscos cuando estés      con él, siempre muévete suavemente y a la vista del perro, nunca hagas      nada detrás de él.
  4. Ofrécele algo de comer y nunca le dejes de      hablar, gánate su confianza antes de llevarlo contigo.
  5. Si lo vas a subir a un vehículo, intenta      que te siga, si no lo hace, puedes intentar cargarlo, pero con mucho      cuidado y siempre viéndole la cara para que observes sus gestos y      reacciones.
  6. Aléjalo de avenidas y calles a donde pueda      correr y sufrir algún accidente, si llevas contigo una correa, intenta      ponérsela, pero cuidado, si ves que el perro se pone nervioso con esto,      puede ser peor, ya que puede tornarse agresivo, girarse con la cadena,      hacerse o hacerte daño. En caso de que notes nerviosismo retíraselo o      cárgalo para subirlo lo más pronto posible a tu vehículo.
  7. Una vez contigo, llévalo a algún lugar      seguro, si en tu casa tienes más animales, no lo juntes de inmediato con      ellos ya que no conoces sus antecedentes y no sabes si está enfermo o es      agresivo con otros animalitos.
  8. Dále agua y comida, observa como defeca y      orina, verifica que sus heces o pipí no tengan sangre, deja pasar algunas      horas por lo menos, antes de llevarlo al veterinario, esto para que tengas      un conocimiento previo del animal y sepas responder las preguntas que te      hará el médico.
  9. Es muy importante que te ganes su confianza      plenamente, el perrito sentirá que tú le ayudaste y te agradecerá toda su      vida por esa oportunidad, una vez que estés seguro de que está sano y el      médico veterinario te autorice, puedes comenzar a presentarlo con tus      demás animalitos.
  10. Juega con él, sácalo a pasear con correa      para que se acostumbre y enséñalo a socializar con niños, adultos mayores,      otros perros, etc.

11. Carga siempre con premios para perros, una correa, una cobija o sábana y en caso de que te sea posible, una jaula transportadora.

  1. Te recomendamos que, si eres de las      personas que recoge animalitos de la calle, tengas a tus mascotas      perfectamente vacunadas, desparasitadas y de ser posible esterilizadas,      nunca les restes atención a tus mascotas, debes de recordar que también      pueden llegar a sentirse mal si no les haces caso o siempre estás con el      nuevo inquilino.

Dejamos el espacio abierto para agregar más consejos y sugerencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *